Residencias

ALEH fue fundada en 1982 por un grupo de padres que estaban decididos a dar a sus hijos con discapacidades severas la mejor atención posible y la oportunidad de desarrollar todo su potencial. Estos padres alquilaron un apartamento y contaron con la ayuda de excelentes voluntarios, que contribuyeron enormemente en materializar los objetivos.

Su enfoque innovador y su compromiso inquebrantable ya han cambiado el panorama de cuidados de rehabilitación en Israel.

Hoy en día ALEH tiene la mayor red de instalaciones residenciales para niños con discapacidades graves físicas y mentales en Israel. Alrededor de 700 niños de todo el país se benefician en cuatro instalaciones: Jerusalén, Gedera, Bnei Brak y Negev. Reciben el mejor cuidado médico, educativo y de rehabilitación. Además, ALEH ofrece más de 26.000 consultas externas por año para niños con formas más leves de discapacidad.