"Apreciarás cada respiración que tomes y se te cortará la respiración, todo al mismo tiempo"

"Apreciarás cada respiración que tomes y se te cortará la respiración, todo al mismo tiempo"

domingo, octubre 21st, 2018


Viaje de misionero a Israel 2018 – ALEH Negev, por Gary Logerstedt PT

Desde el 17 de marzo al 30 del mismo, viajé a Israel con un pequeño grupo de miembros de la Iglesia New Hope. Damos soporte a instalaciones en el desierto de Negev a través del fondo Nacional Judío con recolectas de monedas bianuales. Hace dos años enviamos un par de miembros a recorrer las instalaciones y establecer las bases para tener la oportunidad de servir en esta instalación llamada ALEH Negev. Aleh significa hoja en hebreo. Es la red de cuidado de niños con múltiples discapacidades severas más grande en Israel.

Nuestras contribuciones han ayudado a adquirir pequeños animales para su zoo de mascotas, y equipamiento médico duradero para los niños. Búsquenlo en la web, es increíble. “ALEH Negev-Nahalat Eran Rehabilitation Village”.

Nuestro principal objetivo era ser voluntarios en ALEH Negev y hacer contactos importantes con nuestros amigos israelís. La primera semana se programó conocer nuestro patrocinador en Jerusalén y ver algunos lugares de allí y de sus alrededores. Dio la casualidad de que conocimos a la “Jefe de Terapia Física del Estado de Israel” la primera mañana cuando aparecimos en el desayuno en nuestro BNB. Fue muy atenta y nos presentó al director de rehabilitación de las cuatro instalaciones de ALEH en el país, cubriendo necesidades educativas, médicas y vocacionales de más de 700 individuos. Wow, menudo encuentro inesperado nada más empezar la aventura. Las cosas se empezaron a agrandar a medida que avanzábamos en nuestra programación diaria. Pasamos la mañana con nuestro contacto primario, Dov Hirth, con el que hicimos un tour e interactuamos con los empleados, los niños y los pacientes de ALEH Jerusalén. Un terapeuta físico, Sam, me invitó a observar cómo trabajaba con una niña en el área de juegos. Esta situación se repitió varias veces más en la instalación de ALEH Negev.

Sin embargo, yo estaba allí para ayudar sin ninguna expectativa de hacer ninguna práctica de terapia física. Mi contacto primario estaba en una clase de niños de 8-9 años con diferentes discapacidades, pero todos de espectro autista. Todos los niños de 8 años me robaban el corazón rápidamente, mientras trabajábamos junto a un dedicado personal de jóvenes señoritas para alimentar, enseñar, jugar y mantener un ambiente seguro, en este campus tan bien equipado. Algunos niños estaban de pie en cercos. Otros usaban ordenadores para aprender. Uno estaba en una silla de ruedas. Otro llevaba puesto un casco acolchado. La mayoría no hablaban, pero uno me llamó Abba, que significa padre en hebreo, y le gustaba pasear. Uno me arrancó las gafas de mi cara cuando me permití acercarme demasiado, pero después se sentó tranquilo a mi lado en el suelo, contra una gran almohada. Estaba “allí” para hacer cualquier cosa que me pidieran, porque si yo no estaba “allí”, esas cosas que describí anteriormente, no habrían pasado. Veis como dependen fuertemente de voluntarios para hacer que pasen cosas. Gente de todo Israel y de alrededor del mundo dan su tiempo para servir en Aleh Negev sin importar la afiliación que compartan. Hay jóvenes árabes o cristianos que optan por retirarse del servicio de voluntariado militar. Conocimos cristianos de Holanda y estadounidenses que prestan servicios por plazos entre 6 y 10 semanas. Otros desde Alemania fueron seleccionados para llegar y unirse a una señorita, la cual ya había estado sirviendo un tiempo considerable. Nuestro guía nos informó que su familia había sido parte del Partido Fascista en la década de 1930, y quería enmendar esos hechos ocurridos durante el Holocausto. Historias increíbles como ésta eran sólo una pequeña parte de los hechos diarios, ya que las detonaciones lejanas estallaban al oeste de nuestra localización, cerca de la Franja de Gaza.

Aunque la inquietud en el área es real, hay una sensación de calma con toque vigilante. Nada tan turbador que la presencia militar allá donde fueres, puertas de seguridad y señales de refugios antibombas. El campus es más que una escuela. Es un centro de rehabilitación para la parte sureña de Israel y una instalación residencial para adultos con discapacidades múltiples severas. Las actividades diarias vocacionales se proporcionaron con adaptaciones, para permitir la máxima independencia en los ejercicios. Un anfiteatro exterior daba a corrales ecuestres y a caminos accesibles y adaptados hacia el safari zoo de mascotas. Una piscina de hidroterapia y jardines terapéuticos que estaban adaptados a personas con discapacidad para que consiguieran su máximo beneficio. El pueblo también proporciona servicio a los muy necesitados pacientes externos, unos 12000 niños y adultos en la región sur de Israel.

Nos sentimos honrados de haber sido invitados al evento especial con el Alcalde el General Doron Almog, un héroe militar israelí cuyo hijo discapacitado, Eran, fue el primer residente de Aleh Negev. Se pasó unos 30 minutos inspirándonos a que llevásemos el espíritu de su hijo a Estados Unidos y lo usáramos para servir a “los más necesitados”. ALEH Negev es realmente una demostración de éxito para el Estado de Israel. Si esta pequeña ciudad, del tamaño del estado de Nueva Jersey puede juntarse por estas personas con discapacidades severas, entonces nosotros del AIM therapies y el CHI Mercy debemos seguir luchando por el acceso para toda la gente del Condado de Douglas. La dedicación de la plantilla de la que hemos sido testigos en ALEH Negev, me ha inspirado para ayudar a todos y cada uno de los pacientes con una devoción profunda. El General Almog nos dijo que éramos “liberadores” para estos niños y para los adultos jóvenes, justo como él actuó en nombre de los rehenes israelís en Entebbe en 1976 durante la Operación Thunderbolt.

Hemos establecido grandes conexiones durante este viaje a Israel. Con suerte podremos profundizarlas para que sean relaciones duraderas. Ayala, la jefa de terapia física del Estado de Israel y el Dr Tzaki Zivner han expuesto su deseo de vernos de nuevo en Jerusalén. La plantilla de ALEH Negev nos ha invitado a volver también. Si alguien que mientras lee esto experimenta algún interés en hacer algo remotamente similar, le diría que fuera a por ello y observara cómo crece su mundo. Apreciarás cada respiración que tomes y se te cortará la respiración, todo a la vez. Pero sobre todo, haz crecer el lugar donde te han plantado.

Tanto si estás en el desierto en el sur de Israel o como si estás aquí mismo en el corazón del Condado de Douglas. Ambos son países de Dios. Oregón es para soñadores. Sueña a lo grande y conviértete en un emprendedor.

Gracias a Dov Hirth por incluirnos en la web de ALEH.

Shalom.