Aprendiendo a vivir

Aprendiendo a vivir

Desde el momento que decidi venir a «trabajar» con niños en condición de discapacidad en ningún momento dudé sobre lo enriquededor y maravilloso que esta experiencia iba aportar a mi vida.

Estando aquí he podido observar muy de cerca la vida de estos niños y su entorno; cómo a pesar de las dificultades físicas ellos muestran una sonrisa y te sorprenden de muchas maneras.

cómo a pesar de las dificultades físicas ellos muestran una sonrisa y te sorprenden de muchas maneras.

Esta oportunidad que estoy viviendo es especial por todos los aspectos que la rodean, me refiero a la cultura, la ciudad, la gente, los compañeros de trabajo y la labor en sí.

Me alegra hacer parte del grupo que ofrece un servicio con amor, aportando un pequeño grano de arena para ayudar en la vida de cada uno de los niños de ALEH.