El voluntario de ALEH Moriah, Eliyahu Rosenfeld, seleccionado por el Presidente Reuven Rivlin al premio Presidencial

El voluntario de ALEH Moriah, Eliyahu Rosenfeld, seleccionado por el Presidente Reuven Rivlin al premio Presidencial

miércoles, octubre 3rd, 2018


En una ceremonia especial, celebrada en la residencia presidencial, para los 5000 voluntarios del Servicio Nacional que dan servicio en posiciones myriad a lo largo del país, el Presidente Reuven Rivlin seleccionó ocho voluntarios cuyas historias inspiran, motivan y animan. Uno de los ocho especiales fue el veinteañero Eliyahu Rosenfeld, el invaluable voluntario de ALEH Moriah.

Exento del servicio militar por razones médicas, Eliyahu decidió emplear este tiempo al voluntariado ayudando a otros.

“Durante mi época escolar, vinimos a visitar ALEH Moriah en Gedera. Sabía que ninguno de mi clase se haría voluntario en ALEH Moriah, pero cuando vi que había mucho en lo que yo podía ayudar, decidí aceptar la tarea y ayudar tanto como fuera posible, en lo que pudiera,” dijo Eliyahu. “Estoy feliz de haber escogido este lugar que me da tanta satisfacción. Al principio, no creía que personas que no podían hablar, fueran capaces de expresar su alegría al verme de manera que yo les pudiera entender, o que pudiera conseguir comunicarme con ellos… Pero a medida que el tiempo pasaba, entendí que aunque no fueran capaces de hablar, pueden expresar sus emociones y mostrar agradecimiento y cariño.”

Chani Krispin, director de las residencias de ALEH Moriah, añade: “Trabajar con los miembros más vulnerables de nuestra sociedad que no pueden hablar o decir gracias es un reto, pero Eliyahu es especial. Él es el primer voluntario varón del Servicio de voluntariado Nacional en trabajar en el taller terapéutico con jóvenes adultos con discapacidades intelectuales. Trabajar aquí es un reto real. Él es increíblemente competente. Es una experiencia extraordinaria verle trabajar con los residentes.”

Eliyahu planea continuar un segundo año en el Servicio Nacional en ALEH Moriah. “Me ha sorprendido (recibir el premio)… es bonito que aprecien el trabajo… eso significa que estoy haciendo algo bueno y es genial saberlo. Continuaré aquí el próximo año y me hace feliz saber que podré continuar ayudando a la gente.”

Empleados, residentes y familias del servicio de ALEH felicitan a Eliyahu por el honor que recibió. Eliyahu es uno de los muchos voluntarios dedicados al Servicio Nacional que actúan por y más allá de sus deberes para ayudar a los residentes de ALEH a que consigan vidas de calidad y alcancen su máximo potencial.