Un día alegre para recibir invitados en ALEH Negev

Un día alegre para recibir invitados en ALEH Negev

La primera semana de febrero estuvo marcada por una felicidad que se podía sentir en el aire. ALEH Negev-Nahalat Eran, en el sur de Israel, fue visitado por la «Red Nacional de Oración de Taiwán – NPN», compuesta por un grupo de aproximadamente 400 personas, incluidos niños y adultos. Llegaron con un total de 8 autobuses turísticos y trajeron consigo una gran cantidad de energía positiva y risas.

El grupo fue dirigido por la Pastora Lily y esta visita fue una confirmación de una cálida amistad entre NPN y ALEH, ya que, hace dos años, ALEH fue honrado por una delegación de Taiwán y, en noviembre pasado, el fundador de ALEH Negev , El mayor general Doron Almog y su esposa Didi hicieron su propia visita a Taiwán, que incluyó a casi 1,500 personas.

A medida que el anfiteatro se llenó gradualmente, un grupo de adolescentes taiwaneses actuó, un espectáculo de danza típico de la cultura taiwanesa, que también llamó la atención de los residentes y el personal de ALEH. Debido a la proximidad de Tu B´shvat, le pastora Lily también plantó un árbol junto con el director de ALEH Negev-Nahalat Eran, Avi Wortzman.

Después de la bienvenida, los invitados fueron divididos en 8 grupos y guiados por el campus por el equipo de ALEH. Visitaron la piscina de hidroterapia, construida en 2011, así como la «ta’asuka», la actividad diaria donde los residentes hacen todo tipo de creaciones (ver: https://aleh.org/boutique/). El grupo también se detuvo en algunas clases de educación especial, donde aprovecharon la oportunidad para interactuar con los niños.

Los visitantes quedaron muy impresionados con los métodos de enseñanza y la filosofía de ALEH, ya que no se tiene en cuenta el origen o la creencia de los residentes. ¡Todos son tratados con amor! ¡Este es el requisito previo para lograr los resultados positivos necesarios!

El recorrido terminó con la plantación de flores. De esta manera, los visitantes pudieron establecer una conexión física con la tierra de Israel y sentirse parte del crecimiento continuo de las cuatro instalaciones de ALEH en Israel.

Los visitantes regresaron a los autobuses con una gran sonrisa en su rostro, mirando un evento agradable y exitoso, cuando el sol brilló intensamente durante 3 horas.